La perdida de pelo, causas y soluciones

La caída del pelo en nuestras mascotas es algo muy común y a lo que todos estamos acostumbrados. La muda estacional es la causa más frecuente,

así como algunos trastornos hormonales, una herida o una alergia puntual, pero hay enfermedades más serias que también tienen como uno de sus

principales síntomas la pérdida repentina del pelo, por lo que no está de más tenerlas en cuenta.

Es importante no alarmarnos, ya que seguramente la pérdida de pelo se deba a algo con fácil solución. Las señales de que se trata de algo más grave

suelen ser claras: la pérdida es muy abundante y repentina, y el aspecto del pelo es pobre y débil, además de que suele venir acompañado de

problemas en la piel y de otros síntomas, como la falta de apetito o la apatía.

Una vez que nuestro veterinario ha descartado que la caída del pelo se debe a algo grave o que requiera de un tratamiento específico, en cuyo caso

se debería a factores genéticos o estacionales, podemos tomar algunas medidas para reducirla en lo posible. En primer lugar, debemos revisar los

productos con que bañamos y cepillamos a nuestra mascota, y asegurarnos de que sean de calidad, así como cerciorarnos de que su alimentación es

la adecuada a su tamaño, su ritmo de vida y su edad.

También debemos reflexionar si le proporcionamos la cantidad de ejercicio que necesita al día y si hemos mantenido su contacto con la naturaleza.

Por ejemplo, entre los urbanitas es muy frecuente la caída del pelo, por el estrés y los miedos crónicos que pueden desarrollar en la ciudad o por la

falta de ejercicio y de luz solar. Todos estos factores pueden provocar una pérdida importante de pelo sin que se trate necesariamente de algo más

grave.

Una vez revisados nuestros hábitos, hay productos específicos para la alopecia canina o felina: champús, aceites especiales, cepillos… En caso de que

se trate de un déficit alimentario, los complementos nutricionales pueden ayudarnos a frenar la caída, pero siempre con la prescripción del

veterinario.

Como decimos, la pérdida de pelo en mascotas es algo de lo más común y que normalmente responde a algo sin importancia, pero está bien saber

que hay otras causas más complejas. Te presentamos algunas.

Úlceras por presión

Las úlceras de decúbito o por presión son muy comunes en perros grandes y de edad avanzada. Al ser lesiones provocadas sobre todo, como su

nombre indica, por la presión, suelen aparecer en las zonas de salientes óseos, como los codos y las crestas ilíacas. También pueden ocasionarse por

continuos roces en la zona o por obesidad, entre otras causas.  No son especialmente graves pero son dolorosas.

 

Infecciones por hongos

Además de la pérdida de pelo, los síntomas de una infección por hongos serán el cambio de color del pelo, las rojeces en la piel, lesiones en

las uñas e incluso descamaciones en la piel. Aunque no es algo grave, el veterinario nos tendrá que indicar el tratamiento adecuado para su

curación y para la regeneración de la piel y el pelo del animal.

 

Dermatitis por contacto

Dentro de la dermatitis encontramos varios tipos (como la alérgica, que ya mencionamos) y una es la dermatitis por contacto. Está provocada

por el contacto de la piel del perro con alguna sustancia irritante o con algún animal tóxico. El ejemplo más claro es cuando el perro entra en

contacto con la famosa oruga procesionaria, que le provoca una reacción importante que debemos atajar inmediatamente.

 

Infecciones bacterianas

Entre ellas se encuentran la pioderma y la foliculitis. Ambas son menos comunes en los gatos que en los perros pero, no obstante, también

pueden aparecer. El animal experimenta intensos picores que le obligan a rascarse y lamerse continuamente, provocando el debilitamiento y

la pérdida del pelo, así como la aparición de heridas.

 

Estrés

Ya sabemos que los animales pueden padecer estrés, exactamente igual que una persona. El estrés, así como la depresión o los miedos

crónicos también ocasionan la pérdida de pelo repentina e intensa. En ocasiones está en nuestras manos hacer más felices a nuestras

mascotas.

Infecciones parasitarias

Lo más importante en este caso es la prevención mediante tratamientos antiparasitarios, como las pipetas, los collares y, en algunos casos, las

vacunas. Es difícil que llegue a haber una infección grave; para ello habría que llegar a un grado extremo de infestación. En caso de haberla, el

veterinario nos deberá indicar el tratamiento a seguir.

Alergias

Se trata de una causa muy común. Las alergias pueden ser de origen alimentario o debido a factores externos. En ambos casos el animal

padecerá picores en la piel, con lo cual comenzará a lamerse sin descanso, causando la pérdida de pelo de la zona e incluso pequeñas

heridas.

 

Mala alimentación y falta de luz solar

Una buena dieta, el contacto con la naturaleza y el ejercicio son claves para una buena salud del animal, y la buena salud siempre va unida a

una buena calidad del pelo. Si de pronto observamos que se le empieza a caer en grandes cantidades, puede estar provocado por alguno de

estos factores. Es recomendable que la alimentación sea siempre de pienso compuestos de ingredientes naturales y libres de OGMS, en el

mercado podéis encontrar varias marcas pero nosotros os recomendamos:

Pienso cuyos ingredientes son naturales como la marca Takanara (No contiene OGMS), entre sus diferentes recetas puedes  encuentrar:

  • Taknara Achimench Premium mantenimiento: Contiene Carne de buey 70% contenido cárnico fresco, cereales, legumbres, aceites y grasas naturales y sustancias minerales.
  • Taknara Azeru Premium: Contiene carne de Buey 65% y cordero 6% contenido cárnico fresco.
  • Taknara Benahuare Super Premium: Carne de Cordero deshidratada, (70% contenido cárnico fresco), Carne de Pollo hidrolizada, (17% contenido cárnico fresco) levadura de cerveza, atún, aceite de salmón rico en Ω3, aroma natural de hígado, lignocelulosa, cloruro de sodio, cloruro de potasio, taurina, metionina, lisina, antioxidantes naturales, extracto de yucca, cinc quelado, mananoligosacáridos, complejo vitamínico-mineral.
  • Taknara Erbane Super Premium: Salmón 30% de contenido cárnico fresco, arroz, legumbres, aceite de salmón rico en Ω3, levadura de cerveza, hidrolizado de hígado de pollo, sustancias minerales (quelatos de cinc), extracto de Yucca schidigera, hidroclorato de glucosamina, sulfato de condroitina, ácido fólico, manano-oligosacáridos, fructo-oligosacáridos, prebióticos, aceites esenciales, antioxidantes naturales.
  • Taknara Gumara Premium: Carne hidrolizada de pollo 60% y deshidratada de Cordero 15% contenido cárnico fresco, proteínas plasmáticas, hidrolizado de trigo, pescado y salmón, arroz, levadura extractos de proteínas vegetales, aceite de salmón rico en omega3, aroma natural de hígado, cloruro de sodio, cloruro de potasio, taurina, sustancias minerales, antioxidantes naturales, extractos de yucca, complejos vitamínicos- mineral, bifidobacterias, isoflavonas, probioticos, MOS, FOS, yucca Schidigera. Taknara Tamaran Premium: Contiene carne de Pollo 60% contenido cárnico fresco, trigo hidrolizado, legumbres, aceites y grasas (aceite de salmón rico en Ω3), sustancias minerales.
  • Taknara Tyteroga Super Premium: Carne hidrolizada de pollo 85% contenido cárnico fresco, atún, legumbres, grasa de pollo, proteína de leguminosas, levadura de cerveza, hidrolizado de hígado de pollo, aceite de salmón rico en Om3, huevo, sustancias minerales, extracto de Yucca schidigera, taurina, hidroclorato de glucosamina, sulfato de condroitina, ácido fólico, manano-oligosacáridos, fructo-oligosacáridos, antioxidantes naturales. Sin ningún tipo de cereal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *