Diferencia entre proteina bruta y proteina util o digestible

Composición analítica de la etiqueta

Por ley, todas las etiquetas deben especificar una se­rie de parámetros que son la proteína bruta, la grasa bruta, la fibra o celulosa bruta, las cenizas brutas, el calcio, el sodio, el magnesio, el potasio, el fósfo­ro, la humedad, las

vitaminas A, D3 y E y ciertos aminoácidos. La palabra “bruta” destaca por su uso en diferentes parámetros y esto nos está diciendo qué es lo que entra por la boca de la mascota, atención a esto, pero no nos indica qué o cuánto

es lo que realmente se queda dentro del animal y podrá ser utilizado por el organismo en los diversos pro­cesos que conllevan las diferentes acciones fisioló­gicas, como sería el crecimiento, el mantenimiento,

la reproducción (gestación y lactación), etc. Es decir la proteína digestible la que realmente le sirve al animal.

Proteína

La proteína es lo más importante para el desarrollo. Hay que diferenciar entre la proteína bruta y la proteína que realmente aprovecha el perro o gato, es decir, la proteína digestible.

Cada ingrediente que compone las recetas tiene distintos valores de cada uno de esos parámetros que aparecen en la etiqueta y, en algunos casos, hay ingredientes que prácticamente cargan todo su contenido sobre uno de los

parámetros. Por ejem­plo, si usáramos soja, este cereal tiene un 44% de proteína y, por lo tanto, casi la mitad de la cantidad adicionada de soja como tal a la mezcla de in­gredientes será proteína e irá directamente a engrosar la

proteína bruta del pienso. En este caso concreto, con poca can­tidad de soja adicionada tendríamos como resultado que la proteína bruta indicada en el saco sería bastante alta, pero realmente, digestible y útil para ellos nada, a no ser

que esa soja hubiera sido tratada mediante procesos que permitieran aprovecharla y hacerla más digestible, nos están dando una idea equivocada de la calidad del producto. Esto quiere decir que no es lo mismo leer, soja a secas que

soja hidrolizada.

Hay que te­ner claro que el porcentaje de proteína bruta nos dice la proteína total existente en el pienso, pero esa proteína podrá ser usada o no por el organis­mo del perro o gato en función de su procedencia y tam­bién del método

mediante el cual se trató la materia prima. Podríamos tener un pienso con un 30% de proteína bruta, lo que en principio nos haría pensar que estamos ante un producto “muy bueno”, pero luego, volviendo a los ingredientes, estos nos

guiarían en la interpre­tación de la realidad, porque en ellos aparecerían en primer lugar cereales y subproductos de cerea­les. Así pues, podemos imaginar que la proteína que realmente es digestible y útil para el no será, ni mucho

menos, la que allí aparece, puesto que al fin y al cabo, los mono gástricos (animales no ru­miantes, un perro no es una vaca) no están preparados para sacar todo el rendimiento nutritivo a los cereales, no son herbívoros. En este caso,

además, es fundamental el tratamiento realizado al cereal, ya que, aunque esto es muy complicado de ver, existen piensos que se fabrican con cereales sin extorsionar, por lo tanto, esta inexistente pre digestión de los mis­mos hará

que la proteína o energía que contenga sea poco aprovechada y gran parte se perderá. Es­tos piensos de inferior calidad son los que normal­mente aparecen como alimentos no extrusionados y con apariencia de galletas, no de

“croquetas”, es decir, formas planas y no redondas.

La extrusión es un proceso mediante el cual se somete al cereal a altas temperaturas y presión, de manera que se consigue modificar su estruc­tura y se mejora su aprovechamiento y digesti­bilidad por parte de los perros. Sobre todo

se actúa sobre el almidón de los mismos, que representa una fuente energética que normalmente se apro­vecharía con dificultad, entre otras cosas por la deficiente cantidad de amilasa (enzima que de­gradaría el almidón) que tiene el

perro.

Esto mismo ocurriría con los demás paráme­tros que podemos ver en la etiqueta, aunque la proteína deberá ser el más importante a valorar, seguido de la grasa, sobre todo en animales so­metidos a grandes esfuerzos.

 

Cenizas

Normalmente, la presencia de más cantidad de cenizas nos estaría hablando de productos de menos calidad; además, la presencia de niveles por encima de los necesarios de calcio y fósforo podría indicarnos que se usaron harinas de

car­ne con mucha presencia de hueso, que en los piensos de baja calidad enmascaran el resultado porque compactan mucho las heces.

 

Fibra

El valor de la fibra bruta oscilará según la can­tidad de los cereales y subproductos de los mis­mos empleados en la fabricación.

 

Humedad

Los niveles de humedad suelen rondar el 8-10% y no debería ser elevado, puesto que al final influirá de forma determinante en la con­servación del pienso, ya que subiendo la tasa de AW (activity water = actividad agua) se promo­verá

la presencia y multiplicación de gérmenes en el pienso que lo alteren y degraden.

 

Vitaminas y minerales

En cuanto a los niveles de vitaminas y minerales, sobre todo las vitaminas, debido principalmente a los procesos térmicos que sufren los piensos y a que estas, en mayor o menor grado, son termo­lábiles (la temperatura las altera o

degrada). En muchas ocasiones no es lo mismo lo adicionado en la mezcla primaria, cuando se está haciendo el pienso, que lo que después realmente sale ter­minado dentro del envase, aunque algunos fabri­cantes indican que

garantizan los niveles especi­ficados hasta la fecha de caducidad del producto.

Los minerales merecen una especial mención en cuanto a que estén o no quelados, ya que, si bien estas sustancias así tratadas encarecerían el producto, harían que fueran mejor aprovechadas por el organismo en vez de ser

eliminadas por las vías naturales.

La quelación es un proceso natural mediante el cual un mineral se une a una molécula or­gánica (agente quelante) que permite su trans­porte directo hacia la sangre desde el intestino, evitando que el mineral se combine con otros

compuestos y al final no sea debidamente ab­sorbido en el intestino. Se ha comprobado que los quelatos organometálicos son los más resis­tentes a la acción de los jugos gástricos y tienen una elevadoa absorción intestinal. Por lo tanto,

no sería lo mismo que la quelación se obtuviera mediante ácido ascórbico, cítrico o fumárico, siendo los metioninatos los aditivos de elec­ción, es decir, los formados por quelación con aminoácidos de bajo peso molecular (pequeño

tamaño que permite su paso a través de la mu­cosa intestinal sin hidrolización intestinal).

Las vitaminas y minerales participan en muchí­simas funciones a todos los niveles orgánicos, de manera que su presencia y acción en el organismo se producen por efecto acumulativo, es decir, su acción tardará en apreciarse el tiempo

necesario hasta alcanzar los niveles adecuados. Igualmente, su carencia tardará en apreciarse y muchas veces estos retrasos en el tiempo nos hacen desvincular causa y efecto y nos suelen hacer pensar que no Por último, habría que

resaltar que la normativa permite a los fabricantes tener cierto margen de error en cuanto a los porcentajes de los diversos parámetros especifi­cados en la etiqueta, según diversas variables al hacer un análisis de los mismos. En el

caso de la proteína, por ejemplo, la normativa permitiría que el análisis nos diera dos puntos menos de lo que aparece en la etiqueta cuando el porcentaje bruto de la misma fuera superior a un 20%, permitiéndose así un margen

menor de error según bajemos la cantidad de proteína bruta que aparece en etiqueta.

 

Ten en cuenta

De todo esto podemos deducir que no necesariamente los piensos más caros o los de marca tienen que ser los mejores, ni los mejores deben ser los más caros. Tampoco de­bemos olvidar que un pienso que se ofrezca a menos de 1

euros el kilogramo nunca podrá aportar a nuestro amigo algo de calidad que le permita vivir saluda­blemente durante muchos años.

Nuestra gama de nutrición natural:

Es recomendable que la alimentación sea siempre de pienso compuestos de ingredientes naturales y libres de OGMS, en el

mercado podéis encontrar varias marcas pero nosotros os recomendamos:

Pienso cuyos ingredientes son naturales como la marca Takanara (No contiene OGMS), entre sus diferentes recetas puedes  encuentrar:

  • Taknara Achimench Premium mantenimiento: Contiene Carne de buey 70% contenido cárnico fresco, cereales, legumbres, aceites y grasas naturales y sustancias minerales.
  • Taknara Azeru Premium: Contiene carne de Buey 65% y cordero 6% contenido cárnico fresco.
  • Taknara Benahuare Super Premium: Carne de Cordero deshidratada, (70% contenido cárnico fresco), Carne de Pollo hidrolizada, (17% contenido cárnico fresco) levadura de cerveza, atún, aceite de salmón rico en Ω3, aroma natural de hígado, lignocelulosa, cloruro de sodio, cloruro de potasio, taurina, metionina, lisina, antioxidantes naturales, extracto de yucca, cinc quelado, mananoligosacáridos, complejo vitamínico-mineral.
  • Taknara Erbane Super Premium: Salmón 30% de contenido cárnico fresco, arroz, legumbres, aceite de salmón rico en Ω3, levadura de cerveza, hidrolizado de hígado de pollo, sustancias minerales (quelatos de cinc), extracto de Yucca schidigera, hidroclorato de glucosamina, sulfato de condroitina, ácido fólico, manano-oligosacáridos, fructo-oligosacáridos, prebióticos, aceites esenciales, antioxidantes naturales.
  • Taknara Gumara Premium: Carne hidrolizada de pollo 60% y deshidratada de Cordero 15% contenido cárnico fresco, proteínas plasmáticas, hidrolizado de trigo, pescado y salmón, arroz, levadura extractos de proteínas vegetales, aceite de salmón rico en omega3, aroma natural de hígado, cloruro de sodio, cloruro de potasio, taurina, sustancias minerales, antioxidantes naturales, extractos de yucca, complejos vitamínicos- mineral, bifidobacterias, isoflavonas, probioticos, MOS, FOS, yucca Schidigera. Taknara Tamaran Premium: Contiene carne de Pollo 60% contenido cárnico fresco, trigo hidrolizado, legumbres, aceites y grasas (aceite de salmón rico en Ω3), sustancias minerales.
  • Taknara Tyteroga Super Premium: Carne hidrolizada de pollo 85% contenido cárnico fresco, atún, legumbres, grasa de pollo, proteína de leguminosas, levadura de cerveza, hidrolizado de hígado de pollo, aceite de salmón rico en Om3, huevo, sustancias minerales, extracto de Yucca schidigera, taurina, hidroclorato de glucosamina, sulfato de condroitina, ácido fólico, manano-oligosacáridos, fructo-oligosacáridos, antioxidantes naturales. Sin ningún tipo de cereal.

 

https://www.dogtrailcanarias.es/pienso-para-perros-nutricion-animal-natural/catalogo-de-piensos.html

 

Alimentación natural taknara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *